Interes General  |  violencia de género

Con hambre no se puede enseñar ni aprender

Por Utelpa
El ajuste ajusta

Fotos: Utelpa


Con esa consigna este miércoles la docencia de todo el país protagonizará, una jornada en todo el país, en La Pampa, se desarrollará en el Salón de CPE (1ero de Mayo entre J. Ferro y Raùl B. Dìaz) a partir de las 14 horas, en la ciudad Capital de la provincia.

Será en el Día de la Maestra y el Maestro con actividades culturales, recreativas y artísticas en la que también se sumarán chicas, chicos y familias, con la meta de denunciar la pobreza creciente y reclamar por la emergencia alimentaria. “La tarea de enseñar y pensar un futuro mejor tienen que estar unidas a nuestro trabajo”, expresó la Secretaria general de UTELPa, Lilia López.

La decisión de convertir el Día de la Maestra y del Maestro en una jornada nacional de lucha contra el hambre fue anunciada y acordada en CTERA para replicar en todas la jurisdicciones del país.

En este sentido  Sonia Alesso, Secretaria Gral. de la Central de Trabajadorxs de la Educaciòn de Argenyina, destacó en medios nacionales: “Hablar de infancias cuando el 50 por ciento de las pibas y los pibes de la Argentina son pobres, cuando en una misma semana aumentó en un 30 por ciento la asistencia a los comedores es hablar de un tema que es parte de nuestra lucha en los sindicatos”.

“Deseamos infancias más felices”, expresó Sonia Alesso para marcar el rumbo, el horizonte que el magisterio pone en esta pelea colectiva. Repasó entonces la movida para exigir que se apruebe una ley de emergencia alimentaria. “La tarea de enseñar y pensar un futuro mejor tienen que estar unidas a nuestro trabajo”, puntualizó Alesso.

La dirigente llamó a revalorizar el oficio docente, que decididamente tiene que ver “con pensar con lo que les pasa a nuestras pibas y pibes”. “Una lucha –continuó- que siempre tenemos que vincular en la escuela con las familias y la comunidad, porque es una lucha que piensa en la dignidad de nuestras niñas y niños”.

Por último invitamos a la comunidad en general, a las escuelas y familias a sumarse a esta Jornada de lucha pero también de alegría, debate y juegos con nuetrxs niñxs y adolescentes.

“La escuela pública enseña, resiste y sueña”