Gremiales  |  violencia de género

Alerta y movilización nacional y provincial

Por Utelpa
El ajuste ajusta

Fotos: Utelpa


Nuestra organización sindical afronta este inicio del año en un contexto de conflicto, que nos ha llevado a intensificar la lucha y que nos obliga a fortalecer los debates y la unidad de acción. A nivel provincial y nacional, tanto UTELPa como CTERA, y el conjunto de los trabajadores de todo el país, debemos enfrentar medidas que son contrarias a nuestros intereses y derechos.

A nivel nacional CTERA exige el retiro del Capítulo sobre Educación incluido en el Proyecto de “Ley Ómnibus”, ya que el nuevo borrador empeora la situación respecto al proyecto original, y todos los artículos redactados vulneran los derechos conquistados y abren de par en par las puertas a la privatización y mercantilización de la educación en nuestro país.

En el artículo relativo a la Paritaria Nacional Docente se elimina la participación de la parte Estatal correspondiente a la Secretaría de Educación (ex Ministerio de Educación Nacional) y, además, se excluye nuestra participación gremial, lo que desvirtúa el sentido de esta instancia de negociación colectiva, una conquista histórica dada en el marco del funcionamiento de las instituciones democráticas.

En el marco de la Paritaria Nacional Docente hasta el momento se había podido garantizar el sostenimiento de diversas políticas públicas y la defensa de los derechos laborales de la docencia argentina. La eliminación de esta instancia además devendría en la destrucción del FONID y del Fondo Compensador; de los fondos para construcción de escuelas, equipamiento; Conectar Igualdad; Educ.ar; comedores y copa de leche; y de los recursos para la formación docente permanente y gratuita; entre otras cuestiones.

Exigimos también que se quite del articulado la iniciativa que define a la educación como un “servicio esencial”, ya que no sólo vulnera el derecho a huelga y a la protesta social, consagrado en la Constitución Nacional y en los Tratados Internacionales, sino también porque esa medida abre las puertas a la privatización, ya que la educación dejaría de ser un derecho social para pasar a ser un servicio más, que se presta y, por lo tanto, que se puede comprar y vender.


En el ámbito provincial y luego de la adherir y participar del paro general del 24 de enero contra el ajuste, el #DNU y la Ley Ómnibus, junto a nuestras centrales sindicales podemos afirmar que nuestras medidas de fuerza, movilizaciones y denuncias son producto de la discusión y definiciones de los ámbitos orgánicos donde UTELPa resuelve sus estrategias. En este sentido desde el mes de diciembre donde no tuvimos un acuerdo salarial que nos garantizara recuperar o igualar la inflación y devaluación del gobierno nacional, venimos sosteniendo y desarrollando acciones con el acompañamiento de las 17 Seccionales.

Durante enero de este año fuimos el único sindicato que no votó el aumento del bono de consulta de la Obra Social y salimos a defender esa postura como así también el sostenimiento del SEMPRE, que es fundamental para las y los pampeanos.

En esta ultima paritaria salarial docente volvimos a rechazar una pauta claramente insuficiente que no da respuestas al deterioro del salario docente dejando a un amplio sector sin posibilidades de cubrir necesidades básicas. El rechazo del 10% de aumento al básico quedó claro en acta paritaria, así como la imperiosa necesidad de un incremento salarial real para las y los docentes en la próxima mesa acordada antes del inicio del Ciclo lectivo.

La estrategia económica definida por el nuevo gobierno nacional cambió el rol del Estado, direccionando todas las medidas a favor de los grupos financieros y concentrados, a la vez que puso en marcha una política de ajuste a los sectores trabajadores. Nuestro poder adquisitivo es menor que antes y lo constatamos cada vez que vamos a comprar algún producto que conforma nuestra canasta básica. Estamos presenciando una reducción considerable del consumo, asociada a la caída del salario real. En síntesis, las medidas económicas que se han tomado desde el gobierno nacional provocaron una significativa aceleración del proceso inflacionario y una rápida y profunda redistribución del ingreso en beneficio de los sectores concentrados de la economía.

Desde la conducción del sindicato reiteramos que no aceptaremos que se replique en la provincia de La Pampa el ajuste a las/os trabajadores que exige el gobierno nacional .

Entendemos que el contexto de ajuste en el que nos ha embarcado el gobierno nacional limita las posibilidades de la provincia de hacer frente a los incrementos salariales que deberían producirse. No obstante, nos resulta inadmisible aceptar una propuesta que deja a compañero/as docentes por debajo de la línea de pobreza.

Ese es el límite que no podemos ni queremos convalidar. Por eso, sostenemos que resulta fundamental retomar la paritaria durante el mes de febrero, antes del inicio de las clases.